videos
imagenes
folletos
facebook
twitter

logo

Weather Icon
( - )

La propia situación geográfica de Guadalajara, en el centro de la Península Ibérica, ha condicionado su propia historia y su devenir a lo largo de los tiempos, ya que como cruce de caminos ha sido testigo y escenario del paso y asentamiento de las más diversas culturas que han marcado la evolución de la historia de España. Por ello, estos avatares del pasado han dado lugar al hecho de que en esta provincia hayan quedado huellas artísticas de todas las épocas y de todos los estilos, algunas incluso con singularidades muy notables, como el Románico Rural o el Renacimiento.

Guadalajara encierra entre sus recónditos y atractivos parajes naturales un extraordinario tesoro artístico y monumental de cuya magnitud sólo es posible tener conocimiento recorriendo su amplia geografía paso a paso. Guadalajara conserva por numerosos rincones de su territorio extraordinarias huellas de su historia que te trasladan con suma facilidad al medievo. Pisar las travesañas de Sigüenza, aproximarnos a su imponente castillo…., a su grandiosa Catedral, transitar por las angostas callejuelas de Pastrana, Brihuega, Cifuentes, Molina de Aragón, Atienza…o pasear junto a las esplendorosas siluetas de los castillos de Zafra, Zorita o Pioz nos harán sentir su silencioso testimonio como escenario que han sido de la rica historia de esta provincia.

Guadalajara cuenta con una importante muestra de yacimientos arqueológicos, entre los que sin lugar a dudas hay que destacar el Parque Arqueológico de Recópolis, en Zorita de los Canes, uno de los legados visigodos más importantes de nuestro país, y la Cueva de los Casares, en las proximidades de Riba de Saelices, que constituye una de las joyas más importantes del arte paleolítico en Europa, en lo referente a grabados, según numerosos expertos nacionales e internacionales.

En los últimos años se está poniendo en valor el patrimonio arqueológico como recurso turístico de relevancia,dentro del denominado turismo cultural, ofreciendo enormes perspectivas de desarrollo. Precisamente la puesta en marcha de este turismo arqueológico ha llevado aparejada la materialización de importantes inversiones públicas en este ámbito,lo que ha redundado muy positivamente en la recuperación y conservación de este importante patrimonio cultural.

Las sierras noroccidentales de Guadalajara atesoran uno de los conjuntos más impresionantes de la arquitectura

popular europea: la Arquitectura Negra, actualmente en periodo de declaración Patrimonio de la Humanidad. En pueblos como Campillejo, El Espinar, Robleluengo, Roblelacasa, Majaelrayo, Almiruete, Palancares, Valverde de los Arroyos, La

Vereda y Matallana, encontramos excelentes muestras de este tipo de construcción popular.

Se trata de un grupo de pequeños y austeros pueblos que a lo largo de los tiempos han conservado su peculiar y rústica fisonomía arquitectónica. Sus sobrias construcciones se mimetizan con el entorno natural del territorio en una simbiosis casi perfecta, conformando un paisaje en perfecta armonía. Según una leyenda de la comarca “El último día de la creación, cuando ya no quedaba casi luz, Dios hizo estos pueblos, por ello la oscuridad….” Pero resulta una oscuridad particular, ciertamente bella, entrañable y acogedora, un inmejorable marco para disfrutar de la más pura esencia de lo genuino, lo natural…..Visitar y conocer pueblos como La Vereda, Matallana, Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Roblelacasa, Robleluengo, Majaelrayo o Valverde de los Arroyos puede constituir una experiencia inolvidable para el viajero, dado el cúmulo de sensaciones percibidas al transitar por estos parajes situados a la sombra del pico Ocejón, que cual verdadera y espectacular atalaya, con su cima situada a 2.048 metros, preside y domina toda la comarca.

La principal característica de esta arquitectura son las grandes superficies de pizarra negra que sirven tanto de cubiertas como de muros para las edificaciones, y que son extraídas del propio terreno de la zona. Estas lajas pizarrosas dan el peculiar color negruzco a las construcciones y el nombre a esta original y excepcional arquitectura tradicional.